Querido corazón roto

“No hay inversión segura. Amar, de cualquier manera, es ser vulnerable. Basta con que amemos algo para que nuestro corazón, con seguridad, se retuerza y, posiblemente, se rompa. Si uno quiere estar seguro de mantenerlo intacto, no debe dar su corazón a nadie, ni siquiera a un animal. Hay que rodearlo cuidadosamente de caprichos y de pequeños lujos; evitar todo compromiso; guardarlo bajo llave en el cofre o en el ataúd de nuestro egoísmo. Pero en ese cofre -seguro, oscuro, inmóvil, sin aire– cambiará, no se romperá, se volverá irrompible, impenetrable, irredimible. Amar es ser vulnerable”. – C.S. Lewis

Basta con que amemos ALGO para que nuestro corazón posiblemente se


Hay miles de cosas que pueden romper nuestro corazón, de las mas comúnes entre ellas probablemente siendo el amor no correspondido, el terminar de una relación romántica, la infidelidad y otras cosas que caen bajo la categoría del romance. SIN EMBARGO, hay tantas otras cosas que pueden rompernos el corazón, como quizás el engaño de una amiga cercana, un sueño fracasado, una puerta de oportunidad cerrada, el rechazo de una persona a quien estimas, el no ser reconocida y sentirte invisible, un fracaso, el tener una familia dividida, o hasta una desilusión vocacional; la lista continúa y puede ser lo mas grande hasta el detalle más pequeño.

Me atrevo a suponer que todas hemos estado allí; que todas sabemos exactamente como se siente tener un corazón roto, y si no conoces ese sentimiento, es muy probable que en un momento dado u otro te toque experimentarlo. Así que esta carta es para todos esos corazones que han sido rotos. Quizás yo no conozca tu historia o tu situación en particular, pero conozco el sentimiento y lo conozco bien. Así que esta carta va dedicada a vos.


Querido corazón roto 💔

Se que estás doliendo, probablemente tratando de levantar los pedacitos desparramados y tratando de parchar lo que queda de tu corazón. Tu esperanza amenazada por la sombra de tus miedos y tu fe aturdida por las mentiras.

¿Sientes que no podrás amar otra vez?

¿Te aterra la idea de volver a amar?

¿Te preguntas si alguien sabrá alguna vez sostener tu corazón; cuando alguien podrá verte por quien realmente eres y quien eres ser mas que suficiente?

¿Te preguntas si es verdad que Dios tiene a tu compañero idóneo; ese amor que se da una vez en la vida?

¿Te preguntas cuando llegará tu momento de brillar?

¿Te preguntas si confiar, esperar, la esperanza y la fe valen la pena al final de todo?

Yo he estado allí también, con mi corazón hecho trizas, tratando de juntar los pedacitos y buscándo el sentido de lo sucedido. Pero nunca pude, no por mi propia cuenta, no confiando en mi propia prudencia. A veces me tomó tiempo sanar, agrégale a eso aprender a perdonar, tomó lágrimas para llegar a mis rodillas, y tomó adoración para fijar mis ojos en Dios y ver las cosas desde arrib, y mucha perseverancia; aferrarme a la fe y nunca perder la esperanza.

Yo he estado donde estás, he pasado por ese proceso que necesitas pasar y estoy al otro lado, donde anhelas estar … y déjame decirte que la respuesta a todas esas preguntas es:


Eres mas fuerte de lo que crees. Es al ser desarmadas que nos encontramos a nosotras mismas. Sentir es saber que estás viva. No estamos adormecidas o ausentes; el dolor a veces nos comprueba que estamos vivas. Siente cada emoción, llora y libera tu corazón del dolor y el peso, y luego suéltalo. Tu corazón quizás se sienta frágil pero puede ser restaurado. Puedes amar otra vez y lo harás.

PERO recuerda que el amor no comienza dentro de ti misma sino en Dios a través de Jesús; la fuente del verdadero y más puro amor. Y tu corazón fue creado para amarlo a ÉL primero y sobre todas las cosas. 

ESE es tu primer y mayor PROPOSITO: amarlo y ser amada por ÉL.


¡Quien tu eres es más que suficiente! Todas somos obras en proceso, aprendiendo, creciendo y convirtiéndonos en quien fuimos creadas para ser (devenir), pero todas esas cosas que te hacen “vos” y te hacen “diferente” es precisamente lo que te hace hermosa. Eres amada, atesorada y eso no cambia o disminuye simplemente porque alguien no lo ve o no sabe reconocerlo o apreciarte.

Recuerda que tienes tanto valor que una persona dio su vida por vos; Jesus vio que valías la pena! Eso si que es un valor inigualable y un alto precio que fue pagado.


En alguna esquina de este mundo hay una persona que un día te mirará y te amará por quien eres y solo verá belleza en lo que vos vez imperfecciones. No te ciegues; una persona que te hace sentirte menos por ser como eres-fuerte, determinada, tímida, etc- lo que sea que te hace “vos” – no es una persona digna de tu tiempo o tu corazón. Estate segura de ti misma y parate con firmeza. La gente siempre va a decir lo que quiera y tratará de empujarte en mil direcciones pero al final del día lo que importa es lo que vos pensás de vos misma y lo que creés en tu corazón.

PERO recuerda que la única voz que te define es la voz de Dios; la voz de la verdad. Pelea por mantener SU voz presente en todo tiempo y ue su voz predomine.


Existe “the one” (para quien fuiste creada y quien es para ti) … pero entiende que “the one” es Dios! Fuiste creada para amarlo a ÉL y ser amada por ÉL! Ese debe ser EL propósito y deseo de tu corazón! Y SI ES QUE el plan divino y perfecto de Dios incluye un compañero para la vida, un futuro esposo, siendo el Dios de detalles que Él es, puedes estar segura que El sabe quién sería el mejor candidato. Si Dios se fija en los más mínimos detalles, como tener contado cada cabello en tu cabeza, cuanto más le importaría algo tan grande como la persona con quien compartirás tu vida e influenciará tu existencia, tu camino y tus decisiones. Si cedés el control de tu corazón a Dios y ponés su voluntad por encima de tu propia voluntad, El será fiel en ordenar tus pasos y sincronizar tu corazón al suyo. Y cuando estás en la voluntad perfecta de Dios, no tenés por qué preocuparte de perderte alguna oportunidad que era para vos; Dios no opera así; cuando Dios es tu centro, todo cae en su lugar.

PERO recuerda que encontrar al amor e tu vida, realizar un sueño o alcanzar una meta no llenarán tu vida por completo. Nada puede llenar tu corazón como Jesús; solo podrás ser completa en ÉL. Lo demás son bendiciones añadidas (para disfrutar pero no hacerlas la razón de nuestra existencia).


Confiar, esperar, tener esperanza y creer valen la pena! Muchas veces ponemos nuestra esperanza en el resultado final, en aquello que ansiosamente aguardamos, y perdemos de vista el propósito, nos perdemos el proceso. La vida sucede en el viaje, en las lecciones situadas entre el ahora y la esperanza o promesa que aguardamos. Es en la espera que mostramos nuestra constancia, en la incertidumbre que llegamos a conocer la esperanza, en hacer preguntas que encontramos respuestas, en la debilidad que somos hechos fuertes, son las lecciones aprendidas que nos enseñan sabiduría y en nuestra imperfección y humanidad que llegamos a entender la gracia y experimentamos el amor incondicional.

Así que recuerda que la vida sucede en el proceso, en los momentos “entre” una cosa y la otra. Vive en el hoy a ahora con tu mente fija en la eternidad y enfrenta cada momento prsente porque es allí donde tu “devenir” te espera.

Y una cosa mas: a veces son los finales mas difíciles los que resultan ser los comienzos mas emocionantes y los mas hermosos nuevos capítulos.

Una semilla tuvo que morir para que una flor florezca.” (piénsalo)

Llora lo necesario, pero no permitas que tu dolor te estanque allí. Deja el temor. No permitas que tus miedos ganen territorio. En vez, conquista tus miedos y aférrate a la esperanza; haz que la esperanza triunfe! Y se fuerte y lo suficientemente valiente para esperar! No te conformes con “mediocre” o un “mientras”. Fuiste creada para algo grande! Llevas grandeza dentro de ti! Atrévete a ser diferente, aun si tienes que hacerlo sola.

Así que querido corazón roto, entiende que “rota” no es quien eres … 


Sinceramente,
un corazón restaurado.


Escrito por
Pamela Praniuk

One thought on “Querido corazón roto

  1. Maria says:

    Hola Pamela, recientemente te sigo en Youtube, y tambien en twitter. Sé que no viene a este post por casualidad. Dios me confirma a través de estas líneas, una vez mas, todo lo que ha venido tratando conmigo a lo largo de estos meses. Sin duda, el corazón roto se sana, solo por el amor de Dios, y esperar en él, creo y sé que es y será lo mejor para mi vida. Un abrazo. Dios te siga bendiciendo.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s