Por qué “Cedo a tu Gravedad”

PamelaCDCoverHay una guerra constante por nuestros corazones. Vivimos en un mundo donde vivir para Dios significa ir en contra de la gravedad. Pero Dios también es una fuerza de gravedad, constantemente buscándonos y atrayendo nuestro corazones a Él. Por eso, frente a tantas fuerzas de atracción, yo escojo ceder a la voluntad de Dios; ceder a su gravedad.